in

Perro recibe una cama de carro de carreras para Navidad al igual que los niños de la familia

Donna y Trevor Armstrong de Wingham, Nueva Gales del Sur (Australia), felizmente compraron sus tres camas de carros de carreras para sus queridos nietos en una tienda de muebles local este año. A los nietos y sus padres les encantaron las camas, pero alguien en la familia no pudo evitar sentirse excluido.

Donna comentó a The Dodo:

«Mi hijo Zac, que no tiene hijos, nos dijo: ‘Aww, ¿dónde está la cama de coche de mi hijo?’»

Zac se estaba refiriendo a su perrito cruzado de Chihuahua y Pomerania de unos 3 años de edad, llamado Butch Cassidy.

 

 

Como cualquier abuelo amoroso haría, la pareja decidió sorprender al perro con su propia cama de carro de carreras esta Navidad, pero su resultado fue un poco diferente al de los otros nietos.

Completamente hecho a mano y pintado por el abuelo, la cama de madera tiene el tamaño perfecto para Butch e incluso tiene su nombre pintado al costado. Con cuatro ruedas pequeñas y logotipos pintados en los neumáticos y tiene una amplia área en la parte superior para obtener muchas almohadas y mantas cómodas.

Donna agregó:

«Él trabaja seis días a la semana, pero cada momento libre que tuvo antes de las vacaciones había estado trabajando en ello. Estaba devastado dos días antes de Navidad porque Zac llevó a mi perro a la planta baja y casi sdescubre la sorpresa cuando estaba trabajando en el taller. Pero la mirada en la cara de Zac el día que la abrió mostró que claramente no la había visto».

En total, Trevor tardó aproximadamente un mes en culminar el proyecto a tiempo para Navidad. Como era de esperar, a Butch le encantaba tanto como a su padre.

 

 

 

Donna también dijo:

«Butch estaba bastante emocionado cuando abrieron su cama y se metió directamente en ella. Se acuesta en ella por la noche mientras su padre ve la televisión, pero cuando es hora de dormir se mete en la cama grande con su padre».

Como Butch es un perro único, pasa mucho tiempo con sus abuelos y sus tres perros mientras su padre trabaja. Pasa mucho tiempo junto a su abuelo especialmente, por lo que no se puede negar que tienen un vínculo único y especial.

Donna agregó:

«Mi esposo tiene una tienda, así que Butch va a trabajar con su abuelo todos los días. Con impaciencia se sienta en la ventana del frente esperando que su papá venga a las 5 p.m. Tan pronto como su papá recoge las llaves, él viene a decir adiós a la abuela y el abuelo y nos da un abrazo».

 

 

Parece que Butch sabe lo consentido y mimado que es, como los nietos deberían ser.

Donna finalmente añadió:

«Él es nuestro nieto y es tratado como tal «.

Deja un comentario