in ,

Perros de apoyo emocional son llevados a Texas para consolar a las familias

Todos conocemos que los perros tienen una sensibilidad especial hacia el dolor de quienes tienen a su alrededor, ellos son capaces de darnos consuelo y amor cuando más lo necesitamos. Así nos lo han demostrado los animales de esta especie, conocida por su lealtad incomparable.

Algunos perros son entrenados para dedicarse a apoyar emocionalmente a aquellas personas que han sufrido traumáticas experiencias, pérdidas, duelos, o incluso algún trastorno emocional o condición especial.

 

 

Niños y adultos son beneficiados por el acompañamiento de estos perros que visitan hospitales, hogar de ancianos, funerarias y que consuelan a quienes prestan servicio al ejército de su país.

Hace una semana, un trágico hecho apagó injustamente la vida de 19 niños, estudiantes entre segundo y cuarto grado de la Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas y de 2 de sus maestras. Tras vivir una situación tan traumática, son muchísimas las familias que necesitan recibir apoyo psicológico para poder recuperarse.

Por eso, cuando han empezado los funerales para darles el último adiós a los que perdieron la vida en este hecho tan triste, la fundación Confort Dog Ministry trasladó a perros de apoyo emocional a Uvalde.

 

 

“Los doctores del ánimo”, están capacitados para que todo el que lo necesite pueda desahogarse, llorar junto a ellos, y con una simple caricia o gesto de amor encontrar en esos seres inocentes y encantadores, un bálsamo para su roto corazón.

Abner, Gabriel, Tritón, Joy y otros perritos viajaron desde Houston, Austin, Carolina y Oklahoma para prestar su apoyo a los familiares y allegados de las víctimas, y a los que fueron testigos del triste hecho.

A estos perritos los conocen como “los héroes del alma”, están preparados para reconfortar el espíritu de los que sufren.

Seguramente después de un episodio como el que vivieron en la escuela primaria hace una semana, muchísimas familias están padeciendo síntomas físicos originados por la ansiedad, por la tristeza, la impotencia y el profundo dolor de haber presenciado una injusticia de tal magnitud.

 

 

A veces, el estrés postraumático puede causar estragos en la salud física y emocional. Durante las primeras etapas del duelo es crucial recibir herramientas terapéuticas. Los padres que perdieron a sus pequeños se enfrentan a una de las situaciones más dolorosas que puede sufrir el ser humano, a un dolor inmenso que no tiene cura.

Necesitan que se validen sus emociones, que se les ofrezca apoyo y acompañamiento en este momento tan doloroso y que, además, se trata de una pérdida con muchos elementos traumáticos que pueden terminar en un duelo complicado que tenga consecuencias desalentadoras.

Por eso es tan importante la terapia que les ofrecen y la presencia de estos perritos será seguramente de muchísima ayuda para ellos y para los niños que presenciaron el triste hecho. Jenny Cook, asistente de Confort Dog Ministry, relató ante los medios de comunicación que se sienten bendecidos por colaborar con la comunidad de Uvalde en Texas.

 

Sobre los perritos, dijo que estaban totalmente preparados para reconfortar el alma de todos y ser un bálsamo en los corazones rotos de las familias afectadas.

Todos los perros viajaron a Texas dispuestos a transmitir todo el amor que albergan en su interior, a dar muchas caricias y a escuchar y secar las lágrimas de quienes se acerquen a ellos.

En el último adiós de las personas que perdieron la vida en la escuela primaria hace una semana, los perros de apoyo emocional serán una luz de esperanza, un consuelo especial para los padres y los compañeros de los pequeños. También, para los maestros y todos los familiares y allegados. En los ojos de los perros de apoyo se ve la ternura con la que consuelan a los que sufren.

Deja un comentario