in

Perros se lo pasan genial en una piscina con forma de hueso en la guardería canina.

En Maybee, Michigan, Estados Unidos, un grupo de 33 perros se divierten como nunca en una guardería canina. Una piscina en forma de hueso se instaló pensando en lo mucho que la podrían disfrutar los animales hospedados en este lugar.

La piscina, que tiene unas dimensiones aproximadas de 6 metros de ancho por 18 metros de largo, se encuentra en el centro de cuidados Lucky Puppy. Pensando en los perritos de todas las razas, esta piscina tiene un lado profundo y otro no tanto, para que los animales tímidos y pequeños puedan ingresar.

Desde que se instaló, los perros han demostrado su gran satisfacción al usarla, y cada vez que llega la hora están listos para nadar.

La dueña de la guardería canina, Brenda Langley, se siente feliz de poder brindarle a sus adorables clientes un momento de diversión tan especial como este.

«Me encanta el tiempo en la piscina con los perros, nada es mejor que verlos a todos soltarse el pelo y simplemente disfrutar de la vida».

La mujer asegura que la idea de la piscina nació porque siempre ha creído que todos los niños deberían crecer con una en su hogar. Desde que era muy pequeña, tuvo la fortuna de crecer con una, y por ello sabe de la felicidad y diversión que puede otorgar.

«No puedo imaginar una infancia sin una piscina, y estos chicos son solo un grupo de niños que quieren divertirse».

Varios videos de la guardería que son subidos en sus redes sociales muestran a todos los perros disfrutando y jugando.

En uno de los videos se puede oír cuando la persona que lo graba nombra a algunos de los perros, mientras ellos saltan al agua. Cada uno de los perros tiene diferentes formas de entrar al agua, algunos lo hacen con sus juguetes, otros saltando y otros ingresan con mucho cuidado.

Pero lo realmente importante es que al final todos los peros logran disfrutar del tiempo en la piscina y comparten jugando con sus amigos.

«La piscina se construyó pensando en mis perros, pero sabía que no les importaría compartirla».

Por otro lado, mantener la piscina limpia es todo un desafío, ya que los trabajadores de la guardería deben tener un cuidado especial con ella. Generalmente deben barrer la piscina todas las mañanas, tarea que puede durar cerca de una hora en ser terminada a la perfección.

Además, varios filtros potentes trabajan las 24 horas del día, todos los días de la semana, para poder mantener el agua limpia y desinfectada.

Pero esta actividad no es la única diversión de la guardería, ya que el lugar ubicado al suroeste de Detroit cuanta con amplias zonas de juegos y senderos naturales.

También, los peludos que se hospedan en la guardería tienen la oportunidad de tener habitaciones dotadas con mantas y pueden escuchar música relajante. Sin embargo, Brenda asegura que la natación es lo mejor para los perros, pues ha podido demostrar que los ayuda tanto física como psicológicamente.

Asimismo, asegura que los videos de los perros disfrutando de la piscina también se convierten en una terapia relajante para las personas que los observan.

«Muchas personas me han escrito y me han dicho que es lo único que les ha hecho sonreír en X cantidad de tiempo debido a los desafíos personales por los que han pasado».

No cabe duda de que los perros que se hospeden en esta guardería canina disfrutarán de su estadía y, por su puesto, de sus horas de natación.

También te puede interesar:

Deja un comentario