in

Pitbull besa a sus cachorros uno a uno mientras son rescatados durante una tormenta.

Cuando la perrita de raza pitbull abandonada llamada Rainbow tuvo cachorros, trató desesperadamente de protegerlos de la vida en las calles, pero sólo 48 horas después de dar a luz, una gran tormenta golpeó California, y Rainbow y sus cachorros quedaron en peligro. Pero fue entonces cuando los integrantes de Hope For Paws se enteraron de la pequeña familia, y condujeron tres horas y media para intentar ayudarlos.

Era completamente de noche cuando el equipo de rescate llegó, y era difícil de encontrar a Rainbow y sus cachorros de inmediato, ella estaba escondida en algún lugar entre los arbustos gruesos.

Eldad Hagar, fundador de Hope For Paws comentó:

«Esta es una situación loca, loca».

Por fortuna encontraron a todos acurrucados juntos en una especie de cueva entre los arbustos, Rainbow tratando como podía de mantener a sus bebés cachorros calientes.

En los últimos meses, los habitantes de la zona habían estado tratando de rescatar a Rainbow, pero ella siempre se asustaba y escapaba. Pero cuando tuvo a sus cachorros y al tener que protegerlos, ella pareció darse cuenta de que necesitaba ayuda.

Eldad se deslizó a través de los arbustos para llegar a Rainbow. Ella tenía un montón de espacio para correr, pero en su lugar, optó por enfrentarse a sus miedos y quedarse con sus pequeñas crías. Eldad esperó un poco de tiempo para ganarse la confianza de Rainbow, le dio de comer y finalmente intentó coger al primer bebé.

Tan pronto como Eldad levantó al bebé, Rainbow comenzó a lamer al pequeño cachorro, como si quisiera decirle que estaría bien. Uno por uno, Eldad sacó a los cachorros que estaban debajo de la madre, y uno a uno ella besó, mientras miraba que se los llevaban.

Cuando ya sólo faltaba un bebé, Rainbow empezó a sentarse, como si supiera que ahora que todos sus hijos estaban a salvo, era el momento en que ella iba a ser rescatada también.

Eldad tiró suavemente de Rainbow y la sacó de los arbustos, luego la llevaron a ella y sus cachorros a un lugar seguro. Los cachorros fueron llamados: Thunder, Breezy, Misty, Raindrop, Flash, Bolt, Stormy y Droplet.

Rainbow y sus cachorros fueron llevados a hogares de acogida. Los pequeños ya crecieron y encontraron a sus familias para siempre.

Deja un comentario