in

Policía interviene a joven que arrojo a gato desde la ventana de su auto

Los casos de maltrato y abandono animal ha ido aumentando en los últimos meses pues el confinamiento ha dado carta blanca para que, en medio de la soledad de algunos lugares, los desalmados hagan de las suyas. Por fortuna, estos no siempre logran su cometido y algunas veces ocurre el esperado milagro de último minuto.

En esta ocasión, un gato de sólo meses terminó con lesiones después de que fuese arrojado por un conductor desde un carro en movimiento. Como si se tratase de cualquier desperdicio, el hombre que finalmente logró ser capturado aventó al animalito desde la ventanilla del vehículo sin ni siquiera detenerse.

La intención del hombre era clara, deshacerse de él, pero igualmente clara fue la acción de las autoridades que no sólo rescataron al pequeño gatito sino que le pusieron las esposas a este abusador.

El hecho ocurrió en San Cristóbal y la información llegó a las redes a través de una publicación en la cuenta de Facebook del departamento policial.

Policías federales rescataron en la tarde de hoy, en San Cristóbal del Sur, un cachorro de gato lanzado fuera de un automóvil. El conductor fue identificado y responsabilizado

Lo más indignante del caso es que, según informaron las autoridades, la excusa que dio el detenido en el momento de su defensa es que “no tenía condiciones para cuidarlo”.

“Los agentes realizaban una ronda cuando vieron el animal siendo lanzado fuera de la ventana de un Renault modelo Logan hacia el costado. El conductor, de 39 años, alegó que no estaba en condiciones de cuidar al indefenso animal. Él responderá a la justicia por abandono de animales”, agregaron.

No existe justificación alguna cometer este acto tan desalmado. Cualquiera con sentido común y una pizca de humanidad en su corazón busca otro modo de dejar al gato en buenas manos. Si es que realmente no se tienen los medios o condiciones para cuidarlo pero el abandono nunca será una opción y menos cuando se hace de este modo criminal.

Afortunadamente, los oficiales de policía estaban en el momento indicado para salvar al felino pero, además de eso, la situación conmovió tanto a uno de los agentes, que decidió adoptarlo. Lo que parecía tener un final más que descabellado ha dado un giro a favor de la criatura. Sólo esperamos que la justicia se encargue verdaderamente de este conductor.

También te puede interesar:

Deja un comentario