in

¿Por qué los gatos amasan? ¿Tu gato lo hace?

El amasado de los felinos es un movimiento instintivo de las patas delanteras empujan y mueven sobre una gran cantidad de diversas superficies. Esta entre sus hábitos.

Pero, ¿Cuáles son las razones de este curioso comportamiento? ¿Cuál es su origen?, Aquí en este artículo de Tu Gato Curioso te lo contamos.

Aunque no se sabe con certeza el porqué del amasamiento felino, los expertos apuntan algunas ideas interesantes. Algunos sostienen que este peculiar hábito es un comportamiento social que los gatos recién nacidos aprenden de sus madres. 

Otros creen que al amasar, lo que pretenden los gatos es marcar su territorio. Lo hacen impregnando de su olor los objetos, mediante las glándulas odoríferas que tienen en sus patas.

Por otro lado, la teoría del comportamiento neoténico indica que se trata de una conducta que los gatos aprenden cuando son cachorros y que repiten de mayores, aunque ya no se den las mismas circunstancias que las provocaron.

Se dice que amasan los gatos que han sido separados de su madre antes de terminar la etapa de lactancia. Lo cierto es que los que no han sido separados también lo hacen.

Causas de que los gatos amasen

Los gatos comienzan a amasar en el período neonatal, justo después del nacimiento. Es una conducta instintiva que realizan alrededor de los pezones de su madre para estimular la producción de calostro y de leche materna después.

Cuando los gatos amasan ejercen cierta presión a la vez que abren los dedos para extender sus garras, que son retráctiles, para después volver a cerrar otra vez los dedos. Los cachorros seguirán amasando esa zona hasta que se produzca el destete alrededor de las tres semanas de vida.

Causas:

  • Porque están contentos. Amasar, ronronear o maullar son conductas propias de las primeras etapas del felino. No obstante, los gatos asocian este comportamiento de forma positiva y por ello continúan realizándola cuando se sienten cómodos y felices en su etapa adulta. De este modo, es una conducta que les resulta reconfortante y sugiere que el gato disfruta de un óptimo bienestar físico y emocional.
  • Cuando tienen un vínculo afectivo.  Los felinos socializados con las personas disfrutan de su compañía, por este motivo cuando se encuentran relajados y cómodos con un individuo es bastante probable que lleven a cabo esta conducta para demostrarle su afecto. También podrían llegar a hacerlo con perros u otros animales domésticos cuando tienen una buena socialización, como por ejemplo perros, conejos o cerdos.
  • Los gatos amasan para descansar mejor. Es posible que hayas observado este comportamiento también en otros contextos, como cuando el felino está lejos de la compañía de otros individuos. Entonces quizás te estés preguntando por qué los gatos amasan antes de acostarse.
  •  Para estirarse. Los gatos adoran estirar todos los músculos de su cuerpo, ya sea encima de ti, de una cama o de un sofá. Otra de las curiosidades de los gatos es que aprovecharán para estirarse después de un tiempo de descanso amasando como muestra de satisfacción.
  •  Los gatos amasan para marcar su territorio. También es habitual que los gatos emitan sus propias feromonas, de modo que estos animales secretan compuestos químicos a través de ciertas glándulas para comunicarse con sus semejantes o marcar su territorio. Si tienes varios gatos, es posible que uno de ellos decida ‘marcarte’ para que los demás sepan que eres de su ‘propiedad’. También pueden hacerlo frotándose con las mejillas, los bigotes, el mentón o los labios.

Tipos de amasado

  • El amasado de los gatos es un movimiento rítmico de las patas delanteras que recuerda a los movimientos de las manos cuando se amasa el pan, de ahí su nombre.  El origen de esta conducta se encuentra en la fase de lactancia, como dijimos, pero no solo lo hacen para favorecer la salida de la leche, sino para mantener libre la nariz mientras se alimentan. Sin embargo, también responden a otros estímulos en otras etapas de su vida.
  • En algunas ocasiones, los gatos amasan con las cuatro patas a la vez y es frecuente que saquen las uñas mientras lo hacen, pero nunca con malas intenciones. En caso de que lo haga por error, intenta evitar el primer impulso de apartarlo con brusquedad. El gato podría entenderlo como un castigo y dejará de amasar encima de tus piernas.
  • Cuando el amasado puede acompañarse de una conducta de succión. Es una conducta muy frecuente en los gatos que han sido destetados demasiado pronto o que se han quedado huérfanos muy pequeños, que suele disminuir con el tiempo hasta desaparecer alrededor de los 2 años. Si no lo hace o deriva hacia conductas compulsivas, es recomendable visitar a un especialista.

 

¡Aprovechemos esos momentos para dejarlos retozar tranquilamente y que sientan toda nuestra empatía y cariño!

Deja un comentario