in ,

¿Por qué los niños deberían de convivir con un perro?

La investigación de un estudio australiano reciente reveló que los perros son buenos para el desarrollo social y emocional en la infancia y que, en comparación con los niños pequeños sin perros, los dueños de perros jóvenes eran significativamente menos propensos a tener problemas de conducta o problemas con sus compañeros.

Los científicos recopilaron datos de los padres de 1 646 niños y niñas de dos a cinco años, incluida la frecuencia por semana con la que sus hijos salían a pasear perros con la familia o jugaban con su perro.

“Nuestros hallazgos sugieren que la propiedad de un perro y las interacciones a través del juego y el paseo del perro son mecanismos importantes para facilitar el desarrollo socioemocional de los niños en edad preescolar”, dice la autora principal del estudio, la Dra. Hayley Christian.

«El desarrollo socioemocional de los niños es una parte fundamental de su desarrollo y bienestar general», dijo la Dra. Christian. “La actividad física es importante para el desarrollo socioemocional de los niños pequeños. Nuestros hallazgos mostraron que los niños pequeños que caminaban o jugaban con su perro de la familia eran más propensos a tener comportamientos pro sociales como compartir y cooperar”.

Beneficios de convivir con un perro

  • Aunque la infancia no siempre es fácil, tener mascota proporciona una compañía constante. Los perros ofrecen consuelo para los niños, incluso cuando estos deben enfrentarse a las dificultades de la vida. Cuando los niños se sienten tristes, están enfadados o asustados, siempre pueden recurrir a su mascota.
  • Tener una mascota es una excelente manera de enseñar a los niños a ser responsables. Asegurarse de que el perro tiene comida y agua les da a los niños un primer contacto con la responsabilidad y la obligación. Los niños también aprenden empatía y compasión al cuidar a su mascota y desarrollan un mayor nivel de autoestima al hacerse cargo de sus responsabilidades como dueños.
  • Los estudios han demostrado que los bebés que se han criado en contacto con una mascota enferman con menor frecuencia en su primer año de vida, lo que significa menos visitas al médico. También se ha visto que la exposición a la caspa de las mascotas y los microbios que estas traen al hogar desde el exterior mejoran el desarrollo del sistema inmunológico de los bebés. Además, se ha descubierto que los niños que crecen con perros tienen menos riesgo de desarrollar alergias.
  • Se ha demostrado que la interacción con animales aumenta los niveles de serotonina y dopamina, que son los componentes químicos de los sentimientos positivos. Y, cuestiones de ciencia aparte, jugar e interactuar con perros es divertido y le alegra el día a cualquier niño.
  • Las mascotas pueden ser útiles para la autoestima y la autonomía de los niños y para generar confianza y seguridad
  • Nuestro reciente estudio longitudinal con niños en edad escolar mostró que tener un perro se asoció con un mejor desarrollo socioemocional, y para los niños sin hermanos, tener un perro se asoció con un mejor comportamiento prosocial
  • Un perro está asociado con la movilidad independiente de los niños mayores (licencia y capacidad para viajar sin la supervisión de un adulto) y que el perro de la familia debe considerarse una forma importante de acompañamiento de no adultos debido a la compañía y los perros de seguridad percibida pueden proporcionar.
  • Reduce los niveles de estrés.
  • Mejora la autoestima.
  • Genera mayor confianza.
  • Empatía por los demás.
  • Disminuye los sentimientos de soledad.

El valor de la responsabilidad

La relación con su perro o gato son: «cuidar», «alimentar» y «jugar». Estos son los valores de responsabilidad que los animales de compañía transmiten a los pequeños.

A medida que los niños van creciendo pueden ayudar en las diferentes tareas del cuidado del animal. Como darle su comida, agua, cepillarlos, lavarlos y los mayores de darles paseos y asumir otras responsabilidades de mayor importancia.

Riesgos a evitar

A pesar de que son muchos los beneficios de que los niños convivan con un perro, también hay que tener ciertas responsabilidades como el de estar al día en sus vacunas para evitar complicaciones de salud.

 

Deja un comentario