in

¿Qué es el síndrome de Manx en los gatos?

El síndrome de Manx en gatos es una anomalía genética particular que afecta solo a algunas razas felinas

El término ‘síndrome de Manx’ se usa para describir una variedad de afecciones observadas en el gato Manx, asociadas con su característica cola acortada o ausente. Desafortunadamente, esta mutación vertebral muy obvia a menudo está relacionada con algunas anormalidades severas del desarrollo en otras partes de la médula espinal que conduce a una enfermedad neurológica significativa (enfermedad del sistema nervioso).

Esta enfermedad también se conoce como «Disgenesia caudal» y ejemplifica una malformación provocada por criadores que seleccionan gatos sin cola.

Los gatos Manx están particularmente sujetos a esta patología, que alrededor del 30% de los ejemplares presentan la anomalía: un porcentaje decididamente alto.

Otra raza expuesta al trastorno es el Cymric; entendiéndose que la anomalía genética, independientemente de la raza a la que pertenezca el ejemplar afectado, se conoce como síndrome de Manx.

Espina Bifida

El problema de desarrollo más común visto en los gatos Manx es la espina bífida. La espina bífida es un término general utilizado para describir varias afecciones en las que el tubo neural que forma la médula espinal no se cierra y los arcos de las vértebras (huesos de la columna) tampoco se forman por completo.

Los signos neurológicos incluyen postura plantígrado, marcha de salto, paresia / paraplejia de la extremidad pélvica, incontinencia fecal y urinaria, y pérdida sensorial perianal.

Los estudios urodinámicos han demostrado anomalías significativas de la función vesiculouretral: arreflexia del detrusor, respuesta de presión autónoma al llenado de la vejiga, una uretra proximal disfuncional y actividad electromiográfica de baja calidad del suelo pélvico.

Los estudios histoquímicos catecolaminérgicos de la vejiga y la uretra han demostrado la ausencia total de fibras adrenérgicas, incluida el área del trígono.

La mielografía o la resonancia magnética pueden describir el meningocele o el meningomielocele, si están presentes.

Algunos gatos Manx no tienen signos de problemas de la médula espinal, mientras que otros experimentan problemas de bienestar importantes, como la falta de miembros traseros que funcionan correctamente. Los gatos que no pueden controlar su vejiga o intestinos pueden estar regularmente sucios en orina y / o heces, lo que provoca inflamación, irritación e infección en la piel. Aquellos cuyas extremidades posteriores no funcionan correctamente se ven obstaculizados en su capacidad de mostrar una gama completa de comportamientos normales.

Genética

La falta de cola en los gatos Manx se debe a un gen, marcado M, que causa un desarrollo anormal de las vértebras coccígeas (cola) y sacras (el sacro es el área de la médula espinal frente a la cola). Todos los gatos Manx son heterocigotos para el gen Manx (es decir, Mm), lo que significa que tienen un gen M mutante y un gen m normal. El gen M mutante es dominante sobre el gen m normal. Los gatos MM homocigotos con dos genes mutantes son tan anormales que mueren temprano durante el desarrollo fetal, por lo tanto, el gen Manx se describe como un gen letal. Todos los gatos Manx tienen el gen mutante, M, y podrían producir descendencia afectada.

Como curar a un gato con síndrome de manx

Desafortunadamente, no existe cura para el síndrome de Manx; por otro lado, es una enfermedad genética, que requiere las debidas reflexiones morales.

El pronóstico es reservado. No hay tratamiento. Los animales levemente afectados pueden alcanzar la longevidad si la incontinencia fecal y urinaria es manejada.

Deja un comentario