in

¿Qué puedo hacer si mi gato no quiere comer?

Domestic life with pet. Man holding bowl with feeding for his hungry cat.

Si tu gato no quiere comer puede que sea un síntoma de alarma que indica que algo no va bien en su salud. La anorexia felina es un trastorno multifactorial.

Si tu gato no quiere comer por muchos días, provocara una pérdida de peso y masa muscular. Tal condición puede tener serias consecuencias, porque un gato desnutrido puede sufrir un síndrome de hígado graso felino o «lipidosis hepática» que puede causar una insuficiencia hepática crónica.


Aquí en este artículo de TGC, te queremos mostrar cuales son los principales motivos por lo que tu minino no desee comer.

Causas por las que tu gato no está comiendo

Las posibles causas de la inapetencia  de tu gato pueden ser por:

  • Enfermedades sistémicas (entre otras, las enfermedades metabólicas y las enfermedades hepáticas o renales).
  • Infección o inflamación.
  • Enfermedad tumoral
  • Cambios en el entorno o en el cuidado que estresan al gato.
  • Enfermedad del tracto gastrointestinal.
  • Impacto en el sistema nervioso central.
  • Intoxicación.

Las posibles causas de la incapacidad para comer son:

  • Dolor.
  • Enfermedad tumoral en la cavidad oral.
  • Cuerpo extraño en la boca, el esófago o el tracto gastrointestinal.
  • Fractura de la mandíbula.
  • Enfermedad dental.
  • Enfermedad de la cavidad nasal.
  • Dificultad para tragar.

Otras causas más comunes por lo que tu gato no quiere comer pueden ser:

  • La comida no le gusta a tu gato: Si notas que tu gato no quiere comer, pregúntate primero si has realizado recientemente algún cambio en su dieta. En este caso, tal vez sea porque el alimento nuevo que le ofreces no le gusta, o bien porque necesita un periodo de habituación al mismo.
  • El plato de comida está colocado en un lugar inadecuado: los gatos son muy sensibles y su apetito puede verse afectado si el plato de comida está colocado en un sitio inapropiado. Por ejemplo, un gato que no quiere comer puede estar diciéndonos que no le gusta que su plato esté junto al arenero o junto a una lavadora porque a algunos gatos  les asustan del sonido del centrifugado.
  • Estrés: Cuando un felino sufre estrés o ansiedad, su apetito se reduce y su salud puede verse afectada gravemente. También puede que hasta  dejar  de beber.
  • Intoxicación o envenenamiento: si tu gato no quiere comer también puede ser un síntoma de intoxicación al haber ingerido algún alimento inapropiado, o bien algún objeto no digestible.
  • Bolas de pelo en el estómago: Algunos gatos tienen tendencia a acumular bolas de pelo en su aparato digestivo. En estos casos, las bolas de pelo a veces pueden ocluir parte de este aparato y provocar la pérdida de apetito por parte del gato.
  • Problemas dentales: algunos gatos no quieren comer porque sufren algún tipo de infección bucal. Revisa la boca de tu felino o consulta con el veterinario para descartar cualquier problema oral.

¿Cómo hacer para que mi gato coma? 

  • Lo primero que se debe hacer si un gato no quiere comer ni beber pasadas muchas horas será intentar estimularle mediante comida muy sabrosa, como pueden ser las latas o la comida casera.
  • Sirve la comida tibia, o sustituir el agua por caldo de pollo o pescado (sin sal ni cebolla), para nutrirlo a la vez que le hidratas.
  • Coloca varios comederos con pequeñas cantidades de comida en distintos lugares de la casa: puede que a tu gato no le guste la ubicación de su comedero habitual.

En cualquier caso, si no has podido identificar el motivo que provoca que tu gato no coma, llama a tu veterinario de confianza y explícale  la situación, él te indicará cómo debes proceder y, según su valoración, qué hacer al respecto.

Deja un comentario