in

Remedios caseros para quemaduras en gatos

Las heridas por quemaduras son muy serias y requieren de cuidados intensivos por parte de veterinarios entrenados. Las quemaduras son lesiones muy traumáticas que provocan mucho dolor y pueden llegar a deformar el área afectada, producen grandes secuelas. Puede afectar a la piel, anejos cutáneos y las corneas.

Los animales de compañía, pueden sufrir quemaduras por diversos motivos. Los más comunes son:

  • Secadores de pelo.
  • Exposición excesiva al sol, en heridas quirúrgicas.
  • Por caminar sobre los rescoldos de la hoguera.
  • Motores y tubos de escape de automóviles.
  • Vapor de agua.
  • Por contacto de productos químicos.
  • Por mordeduras de cables eléctricos.
  • Estufas.
  • Que les caiga aceite o agua hirviendo en la cocina.

Las quemaduras en los gatos, se clasifican en:

  • De Primer grado, son superficiales, afectan la primera capa de la epidermis. Su curación es rápida.
  • De Segundo grado, son profundas y afectan la epidermis y parte de la dermis. Se curan lentamente.
  • Las de Tercer grado, destruyen la totalidad de epidermis y dermis. La curación es muy lenta.

Síntomas de quemaduras en gatos

Los síntomas que pueden aparecer son dolor, enrojecimiento de la piel, pelo chamuscado, etc. Dependiendo de la gravedad, las heridas por quemaduras pueden tardar de 24 a 48 horas en desarrollarse completamente.

Las quemaduras que afectan la cara, orejas, patas y zona perineal, se consideran muy graves por que pueden llevar a perdida de la funcionalidad y producen dolor muy intenso.

Si los síntomas que presenta son de una quemadura de primer grado, podemos ayudar con los primeros auxilios.

  • El primer paso para curar una quemadura en gatos es bajar de inmediato la temperatura de la zona afectada. Utilizando gran cantidad de agua sobre la piel quemada, luego mojar la herida muy suave con una gasa para quitar la piel muerta.
  • El segundo paso, es que una vez que la quemadura fue debidamente limpia, hay que aplicar un ungüento o pomada con antibiótico, para que no se produzca una infección.
  • El tercer paso es vendar la herida, para prevenir una infección a causa de los mosquitos u otros insectos.

Es necesario colocarle un collar isabelino a tu gato, para asegurarse de que no se quite el vendaje, ni se lame la herida; luego levaremos al veterinario para que nos prescriba que más se puede hacer.

El veterinario, determinara, si fue suficiente los primeros auxilios que le brindaste a tu minino y solo te dará indicaciones de cómo tratar la quemadura en tu hogar.

Si el gato sufre de quemaduras de segundo y tercer grado, aplicaremos un apósito limpio y seco en el área afectada y protegerlo con un paño suave, como venda mientras lo llevamos al veterinario. Según la gravedad de la lesión, normalmente los pacientes son hospitalizados en el centro y monitorizados. Se coloca una vía intravenosa y se administran fluidos y medicamentos, principalmente analgésicos y antibióticos.

De todas formas es muchísimo mejor prevenir, que curar una quemadura, lo ideal es tratar que tu gato sufra este tipo de infecciones por quemaduras.

  • Manteniéndola a tu mascota, alejada de la cocina, cuando estés cocinando.
  • Evitar los cables a la vista.
  • Cuidar que tu mascota, se exponga demasiado tiempo al sol.

Loading...

Deja un comentario