in

Riesgos que traen las dietas veganas en los gatos

Muchas de las personas que adoptan gatos son personas vegetarianas o veganas y buscan el mismo estilo para sus mascotas.

Como se sabe los perros son animales omnívoros y los gatos son animales completamente carnívoros, porque hay una serie de nutrientes que solo se encuentran en el tejido animal, no necesariamente carne, y que el gato necesita.  Aun y cuando su  dieta debe estar constituida casi exclusivamente de carne y grasas, los gatos si pueden comer vegetales.

Los veterinarios y expertos en nutrición de perros y gatos constatan que se trata de una práctica que tiene cada día más seguidores, en una plasmación directa en el mundo de las mascotas de lo que sucede socialmente, con el veganismo como tendencia en auge.

Los expertos de la universidad del Valle de México advierten que es necesario que se apeguen lo más posible a sus necesidades básicas de su especie. Es decir que las mascotas no deben ser impuestas a dietas veganas o vegetarianas.

Consecuencias de una alimentación vegana en gatos

Entre los déficits descritos por los expertos en dietas para perros y gatos sin carne, figuran la falta de proteínas y de algunos aminoácidos esenciales; falta de taurina, niveles demasiado bajos de L-carnitina y carencia de algunas vitaminas, como la D, hasta provocar desequilibrios nutricionales y problemas graves de salud en el animal.

Gran parte, sino es que todos los gatos, pueden obtener todos los nutrientes que necesitan del alimento comercial para mascotas de buena calidad. Pues aunque no parezca, las croquetas también están hechas de productos de alimentos, que les proporciona taurina, un aminoácido que ayuda al funcionamiento de los músculos y de la visión.

Otros problemas que aparecen cuando un gato no consume suficientes proteínas y grasas, provenientes de productos de origen animal como la carne, son los gastrointestinales, mala salud dental y los cambios de comportamiento, gases y diarrea al no poder procesar correctamente las proteínas de origen vegetal, obesidad y finalmente la muerte.

Uno de los problemas principales de la dieta vegana es que tarda tiempo en presentar los signos de desnutrición y muchas veces, cuando aparecen, ya es tarde para resolverlos.

si estás explorando la opción de hacer a tu gato vegano, lo más importante es mantener un control veterinario exhaustivo para analizar el estado de salud del gato en todo momento.

También puedes leer:

Deja un comentario