in

Según la ciencia los gatos pueden apegarse a sus dueños más que los perros

Normalmente se ven a los gatos como animales relajados que solo nos toleran porque los alimentamos y los cuidamos bien, pero un estudio reciente demostró que tal vez hemos estado subestimando a estas mascotas. Resulta que los gatos realmente necesitan a sus dueños y están emocionalmente unidos a ellos, al igual que los perros. 

Científicos de la Universidad Estatal de Oregón llevaron a cabo un estudio para descubrir si los gatos podrían desarrollar un vínculo emocional con sus dueños. Invitaron a 70 dueños de gatos con sus respectivas mascotas y les pidieron que hicieran una tarea simple. Cada persona tuvo que quedarse con su gato durante 2 minutos en la misma habitación, luego salir del cuarto por otros 2 minutos y regresar para quedarse con el animal durante 2 minutos más.

Los resultados terminaron siendo bastante sorprendentes: 

  • Alrededor del 64% de los gatos parecía estar menos estresado cuando su dueño estaba en la misma habitación que durante la separación. Los científicos creen que esta es una señal de que los gatos pueden formar un llamado “apego seguro”, tal como lo hacen los perros y los niños. Esto significa que se sienten más confiados, además de tener más probabilidades de ser activos y explorar el mundo que los rodea cuando su cuidador está con ellos.
  • Alrededor del 35 % de los gatos durante el estudio mostró un “apego inseguro”, revelando signos de estrés, como, por ejemplo, evitar a su dueño. Increíblemente, los niveles de apego seguro o inseguro entre los gatos y sus dueños son casi similares a los mostrados por los niños (65 % seguro, 35 % inseguro). Incluso los perros obtuvieron puntuaciones más bajas en esta escala, presentando solo un 58 % de apego seguro.

Kristyn Vitale, escritora principal del estudio, está segura de que tanto los gatos como los perros demuestran el mismo tipo de vínculo con sus dueños que los niños con sus niñeras. La mayoría de los gatos pasan mucho tiempo con sus dueños, por lo que se vuelven más dependientes, los ven como una fuente de seguridad, e incluso acuden a ellos cuando necesitan consuelo.

Los científicos afirman que una mayor capacitación y socialización puede tener un pequeño impacto en la forma en que los gatos se sienten en relación con sus dueños. Son los factores hereditarios (como el temperamento) los que más importan. Los investigadores destacaron que, si un gato logra conectarse con su cuidador, su relación será estable a largo plazo.

Los escépticos dicen que este experimento debería repetirse con personas extrañas, porque ahora no podemos saber con certeza si los gatos estaban respondiendo a la presencia de su dueño o si hubieran reaccionado de manera similar a cualquier humano. Pero los gatos definitivamente forman una conexión emocional con sus dueños; simplemente no podemos estar seguros de que pueda clasificarse como un apego psicológico seguro en el sentido tradicional, sin más investigación adicional.

También te puede interesar:

Deja un comentario