in

Serpiente rescatada obtiene un suéter tejido especial para Navidad y es realmente adorable

Cuando la hermana de Sean Phung empezó a hacer preguntas sobre Spaghetti, su serpiente del maíz, no tenía idea de qué estaba tramando. Más tarde Sean supo que su serpiente recibiría un pequeño suéter especial para Navidad, y es en verdad muy adorable.

Sean comentó a The Dodo:

«Ella estaba preguntando qué tan redondo es él, y yo dije: ‘Alrededor de una pulgada más o menos’. Ella me preguntó qué tan largo era, y yo me quedé como, ‘Bueno, tiene unos 39 centímetros la última vez que lo medí’».

 

 

Hace aproximadamente unos cuatro años, Sean adoptó a Spaghetti cuando su antiguo dueño se mudó a Inglaterra.

Sean dijo:

«Spaghetti solía pertenecer a mi antiguo compañero de habitación. Lo obtuve [Spaghetti] de uno de mis antiguos compañeros, y cuando tuvo que mudarse a Inglaterra para obtener su título de maestría, ingresó a Facebook y trató de regalarlo, pero nadie se lo llevó. Viví con la serpiente durante dos años, y lo amaba y sabía cómo cuidarlo, así que le dije que lo haría».

Desde aquel entonces, Sean ha estado envuelto en Spaghetti, literalmente.

Sean agregó:

«Nunca pensé que tendría una serpiente, pero ha sido la mejor mascota para mí, con toda honestidad. Cuando lo levanto, me rodea el brazo y luego trata de moverse hacia mi cuello y luego hacia la parte superior de mi cabeza. Él es, literalmente, un gran abrazo».

El día de Navidad de este año, la hermana de Sean le dio un regalo a Spaghetti, un suéter especial que ella misma tejió sobre un tubo de PVC.

 

 

Sean comentó:

«Creo que el suéter es muy lindo».

Spaghetti parece pensar lo mismo también. Cuando Sean le mostró por primera vez a Spaghetti el suéter, felizmente se deslizó dentro de él, según cuenta Sean.

Él agregó:

«Justo antes de asomar la cabeza hasta el final, lo aparca allí y espera. Luego, después de uno o dos minutos, asomará la cabeza y se sentará allí a mirar por un rato».

Técnicamente, el suéter de Navidad de Spaghetti no es en realidad un suéter.

Sean afirma:

«Es como un tubo de suéter por el que se arrastra. Pero parece que le gusta quedarse allí, lo cual es algo divertido. Una vez que entra, y tiene la cabeza asomada por el otro lado, se queda allí de cinco a diez minutos».

 

 

Sean tomó algunas fotografías s de Spaghetti en su suéter de Navidad para mostrarle a su hermana. Pero cuando Sean compartió una foto en Reddit, se volvió viral.

Sean tiene la esperanza de que su hermana le haga a Spaghetti un segundo suéter.

Finalmente, Sean dijo:

«Ella podría sorprenderme con otro. Una vez que mejore en el croché, podría probar un patrón diferente o algo».

Pase lo que pase, este regalo de Navidad fue un éxito, y Sean cree que Spaghetti pasará muchas horas felices acurrucándose dentro de su suéter.

Deja un comentario