in

Su ojo sobresalía cuando fue hallada en la basura, hoy luce hermosa gracias al amor

Muchos prefieren cruzar la calle cuando de ayudar a un extraño se trata, incluso si la propia vida está en peligro. ¡Por fortuna! este no es el sentir de Julieta De Agata, la mujer de gran corazón que salvó la vida de una gatita agonizando de dolor.

Al parecer, alguien había decidido deshacerse del indefenso gatito sin importarle que sufriera de una grave afección en su ojo izquierdo. La gatita tenía días de nacida cuando conoció la dureza de este mundo, pero allí estuvo Julieta para salvarla.

El proceso de recuperación no fue fácil pero con mucha paciencia y amor, la gata se convirtió en la niña consentida que es ahora. Julieta, conmovida con la historia que comparte con Paloma, decidió hacer una emotiva publicación en Facebook e Instagram para dar a conocer el caso de su gatita.

En una serie de fotografías, esta mujer compartió la asombrosa transformación que ha tenido su amiga y lo valiente que ha sido durante este tiempo.

“¡Cuántas cosas han pasado en tan poco tiempo! (…) Estar con humanos ha hecho que comprenda el valor que tiene para vosotros echar la vista atrás y ver lo mucho que hemos cambiado. Aquí me podéis ver, esta es mi historia resumida en unas cuantas fotos”, publicó Julieta en su cuenta en Facebook.

Esta joven de Torrejón de Ardoz le ha dado un gran ejemplo de humanidad a todos sus conocidos y ahora también al mundo. Pese a las dificultades que para todos ha traído la crisis por Covid-19, ella no evadió la necesidad de un indefenso animal que necesitaba ayuda urgente.

Ahora, Paloma se recupera y disfruta de la compañía de su dueña pero además es toda una celebridad en Facebook e Instagram. Julieta utiliza su cuenta en la red social para informar constantemente sobre la evolución de la gatita y todas sus travesuras.

“He tenido la suerte de conocer dos mamis hasta hoy, también papis, no me ha faltado cariño pero mi familia definitiva está ya esperando por mí. Debo recuperarme del todo antes de partir rumbo a mi nueva vida, me están cuidando y curando para ello”, escribió Julieta en nombre de Paloma.

Sin duda, esta mujer merece un aplauso de pie por su gran amor y dedicación. Ella no quiso ser parte del montón de gente que pasó de largo frente al dolor de la gatita y decidió tomar acción, así que eso es algo digno de reconocer y la felicitamos por eso.

Deja un comentario