in

¿Tu perro o tu gato sueñan contigo? ¿Qué dicen los expertos sobre esto?

Especialistas confirmaron que los perros  y los gatos son capaces de soñar con las personas que quieren. De acuerdo con la doctora Penny Patterson, los perros (al igual que otros mamíferos) también tienen sueños en los que hacen cosas o conviven con las personas a las que quieren.

Por eso es normal que a menudo se rasquen, hagan sonidos o muevan las patas mientras duermen.

Los sueños siempre han fascinado a los seres humanos. La capacidad de cerrar los ojos y embarcarse en un mundo de imágenes inventadas por nuestro propio cerebro ha obsesionado a pintores, escritores y poetas durante años. Hoy en día sabemos que son una necesidad biológica que contribuye a los procesos de reparación cerebral, tan solo duran tres o cuatro minutos y en ellos algunos quieren ver explicaciones a nuestros problemas o incluso vaticinios del futuro que está por venir.

Al igual que en los sueños de las personas, los perros pueden soñar con situaciones placenteras como estar dando su paseo de la tarde, o con momentos de mayor estrés o angustia, como un regaño o ver algo que los inquieta o atemoriza.

Del mismo modo que las personas, es común que tengan «pesadillas» cuando se sienten ansiosos o inseguros, o cuando experimentaron una experiencia similar despiertos.

Un estudio en Massachusetts realizado con ratas llegó a una conclusión más clara: los animales soñaban con aquellas cosas que habían estado haciendo durante el día. Mientras la rata estaba despierta y aprendiéndose un laberinto que tenía que recorrer, se tomaron registros eléctricos de su hipocampo, con algunos patrones específicos e identificables. Después, por la noche, mientras dormía, estos patrones se repitieron, por lo que concluyeron que soñaba con el laberinto, informa “Psychology Today”.

Aunque es común que los perros sueñen, no siempre se mueven. De hecho, cuando se están moviendo atraviesan por un lapsus espontáneo o un trastorno del sueño similar al de las personas que hablan dormidas o se mueven.

Tu felino también sueña y puede tener hasta pesadillas. Durante la fase REM, como les sucede a los perros, sus ojos se mueven rápidamente tras los párpados y sus bigotes, sus garras y su cola sufren espasmos. Según el veterinario neurólogo Adrian Morrison, en sus sueños muestran comportamientos predatorios, pues planean cómo conseguirán su comida. Quizá, la duda más frecuente que nos pueda acechar tras conocer esto es si tendrán conciencia sobre sus propios sueños. Los seres humanos no nos percatamos de que estamos en fase REM, pero sí recordamos haber soñado tras despertarnos.

Así que ahora lo sabes, tu engreído (a), sí sueña contigo y con los cariños que le das porque te quiere tanto como tú a él.

Deja un comentario