in

Ted Bundy un criminal sentenciado a la pena de muerte (silla eléctrica)

Lamentablemente Ted Bundy nunca conoció a su padre por lo que vivió en la casa de sus abuelos maternos cuatro años; poco después Bundy y su madre se mudaron a Tacoma, Washington lugar donde su madre se enamoró de un cocinero del ejército, ahí él adoptó a su hijo y le dio su apellido “Bundy”.

Bundy se graduó en la universidad de Puget Sound en Tacoma donde adquirió el título de licenciatura en psicología, tuvo dificultades en el empleo y decidió empezar su vida de delincuente con delitos de robo a casas y tiendas; más allá de ser un ladrón, Bundy inició con delitos peores porque semanas después su primera víctima mortal fue Lynda Healy de tan solo 21 años de edad. Ted Bundy notificó como desaparecida a Lynda, la policía encontró el cadáver un año después.

Ted Bundy en las noticias del periodico

Bundy empezó a huir para evitar ser detenido, pero el 16 de agosto de 1975 fue detenido y en su vehículo se le hallaron herramientas que utilizaba para sus crímenes.

Decidió no tener abogados y defenderse así mismo, ya que cuando la corte aceptó que él fuera su propio defensor le dio acceso a la biblioteca, en donde aprovechó para huir de la ley. Finalmente fue arrestado cuando trató de robar un vehículo. Al ser de nuevo arrestado fue sentenciado a 15 años de prisión.

Ted Bundy siendo arrestado

Ted Bundy intentó una nueva fuga por la puerta de una de las oficinas de la prisión, de allí huyó a Chicago y Florida en donde se hacía pasar con otro nombre; pero tras una persecución finalmente fue detenido en Pensacola, Florida.

También te puede interesar:

La historia de Pogo, el payaso asesino.
La trágica historia de Pablo Escobar «El patrón del mal».

Esta vez las pruebas lo hundieron logrando que en 1979 fuera declarado culpable por 30 homicidios aun cuando se especula que fueron más de 100 sus víctimas, fue condenado a la pena de muerte en la silla eléctrica.

Ted Bundy siendo procesado

Deja un comentario