in

Tierno burrito se comporta como un perro cada vez que papá llega a su hogar.

Walter es un encantador burrito que creció en una granja junto a tres hermanos adoptivos de raza pastor alemán. Desde que era solo un pollino, el adorable burrito se ha comportado como si fuera otro perro de la familia, adoptando inusuales comportamientos que lo hacen increíblemente adorable para su familia.

Sus padres adoptivos, Kelly y Brad Blake, lo llevaron a casa en Arizona, Estados Unidos, desde que era solo un bebé. El adorable burrito tuvo difíciles inicios en su vida, pero en su nuevo hogar se logró adaptar rápidamente gracias al amor que recibió de su nueva familia.

Brad comentó a The Dodo:

“La mamá de Walter lo rechazó porque era demasiado joven. La Oficina de Administración de Tierras y los lugareños intentaron durante 10 horas que la mamá de Walter lo aceptara. Nada funcionaba, así que nos llamaron y nos preguntaron si nos gustaría adoptarlo. ¡Por supuesto que decimos que sí!».

Walter ha creado un hermoso vínculo con Brad, y ha logrado prosperar mucho desde que llegó a su nuevo hogar. Ahora ha crecido bastante y supera los 70 kilos, vive junto a sus tres hermanos perros y siempre cuenta con el amor de todos en casa.

Brad cuenta:

«Tenemos tres pastores alemanes y todos tomaron al bebé Walter desde el primer día. Nos han ayudado a criarlo y enseñarle modales en la casa”.

Debido a que siempre ha estado rodeado por sus tres hermanos caninos, el comportamiento de Walter es bastante particular; desde su forma de dormir hasta lo emocionado que puede lucir cuando ve a sus seres queridos llegar a casa.

Cuando el encantador burrito ve a su padre regresar a casa luego de algún viaje de negocios, no es raro verlo correr para recibirlo y menear su cola con emoción.

«Walter actúa como si fuera un perro. Menea la cola y se emociona cuando llegamos a casa. Salta y roza su cuerpo contra mí para amarlo. Incluso se acuesta en el sofá junto a mí para tomar una siesta. Todas las noches todos salimos a caminar al desierto para hacer ejercicio y Walter corre con nuestros pastores como si fuera uno de la manada”.

Pero no solo es un adorable burrito con una particular personalidad, Walter además ayuda a la comunidad de su localidad y participa junto a su familia de servir en algunas organizaciones benéficas; incluso es animal de apoyo emocional.

Sus padres saben que las personas lo adoran y disfrutan compartir actualizaciones de su vida en su página de Facebook donde cuentan sus fabulosas aventuras.

 Brad culminó diciendo:

“Nunca imaginamos cuánto Walter cambiaría nuestras vidas para mejor”.

También te puede interesar:

Deja un comentario