in

Tortuga marina aprende a nadar nuevamente luego de perder sus aletas en redes de pesca

Una tortuga marina conocida con el nombre de Lou, volvió a su hábitat natural después de que aprendiera a nadar nuevamente a pesar de haber perdido dos aletas y superar muchas dificultades.

Cairns Turtle Rehabilitation Centre (CTRC), es una organización voluntaria sin ánimo de lucro ubicada en la ciudad de Cairns, Australia, que se dedica a la rehabilitación de tortugas enfermas y heridas.

En el año 2015, los miembros de la organización se enteraron de una tortuga golfina que había sido encontrada enredada en redes de pesca.

Sin pensarlo dos veces, los voluntarios del centro de rehabilitación fueron hasta el lugar y decidieron acoger a Lou.

Jennifer Gilbert, cofundadora de CTRC, comentó a Bored Panda:

«A Lou le faltaba la aleta delantera izquierda, la perdió por tratar de escapar de la red. Fue recogido por los guardabosques que lo llevaron a Weipa y fue transportado hasta Cairns a través de la aerolínea Qantas Link, que patrocinó su vuelo».

Luego llevaron a Lou al hospital veterinario de Marlin Coast, donde el médico Rod Gilbert encontró que su aleta trasera derecha estaba demasiado dañada. Debido a esto no podía valerse por sí misma, por lo que decidieron amputarla, dejando a Lou con solo dos aletas; por fortuna en sentidos opuestos.

A pesar de la difícil situación en la que se encontraba Lou, todos los trabajadores del centro de rehabilitación tenían mucha fe en su recuperación.

Jennifer comentó:

«Siempre hubo la esperanza de que se recuperara y regresara a la naturaleza a la que pertenece. Siendo un macho adulto era importante que regresara».

Lou demostró ser un verdadero luchador y aprendió a nadar de nuevo, indicando a sus rescatistas que estaba casi listo para volver a la naturaleza. La recuperación de Lou fue demasiado larga, pero en todo el tiempo estuvo decidido a volver a usar sus aletas haciendo mucho ejercicio.

Jennifer agregó:

«Podía usar su cola larga de 15 cm como un timón. Luchó durante un largo período de tiempo para recuperar el equilibrio, pero después de una larga rehabilitación, estaba buceando, comiendo en el fondo del tanque y moviéndose a gran velocidad si era necesario».

Luego de que Lou fuera dado de alta, fue trasladado de vuelta  a Weipa a través de la aerolínea Qantas que siempre estuvo pendiente para ayudar. Luego lo llevaron a Pennefather Beach Cape York, donde lo liberaron en el agua cristalina del lindo lugar, además era un área segura para él.

Según Jennifer, Lou se recuperó rápidamente gracias al trabajo y la dedicación de los voluntarios de la organización que estuvieron en todo su proceso. Además de la gran ayuda de la comunidad y algunas empresas que contribuyeron con lo que pudieron, sin olvidar el gran espíritu luchador de Lou.

Jennifer añadió:

«Todos los que conocieron a Lou se enamoraron de inmediato de su personalidad».

Lou estaba feliz de estar en el mar, aunque tardó un poco en orientarse, pero luego de eso se fue buceando y nadando hacia su libertad.

Afortunadamente, la tortuga tiene puesto un rastreador satelital para monitorear su viaje en la naturaleza y de hecho puedes seguirlo activando Reef Tracks.

Sin duda, la recuperación de la tortuga marina nos enseña que siempre debemos de luchar contra todas las adversidades y salir adelante.

Deja un comentario