in

Un gato acecha alrededor del edificio e intenta entrar varias veces hasta que una familia se lo lleva y cambia su vida

Un gato rondaba alrededor de un edificio, tratando de ingresar, hasta que una familia se hizo cargo de él, cambiando por completo su vida.

En un complejo de viviendas públicas, un gato intentaba colarse en varias ocasiones. Una joven, de visita para ver a un pariente, lo encontró presionado contra la ventana de vidrio de la entrada.

Cuando salió, el gato se dirigió directamente hacia ella, maullando y frotándose contra sus piernas. A medida que pasaba más tiempo con el gato, crecía su preocupación por su seguridad, considerando su amigabilidad y cómo otros gatos callejeros lo acosaban.

Con la esperanza de sacarlo de las calles, se puso en contacto con el rescate local, Little Wanderers NYC, solicitando ayuda.

«Forrest, también conocido como Sir Chirps Alot, ha dejado una impresión maravillosa en todos los que lo conocieron», compartió el rescatista.

A pesar de sus experiencias pasadas, «seguía siendo receptivo al contacto humano, mostrando cuán grande, cálido y puro es realmente su espíritu».

Esa misma tarde, Nora de Little Wanderers NYC recibió la llamada y, a pesar de estar a capacidad máxima, no podían dejar al pequeño en la calle. A pesar de la lluvia y la hora tardía, buscaron alrededor del área, y fue en la última vuelta alrededor de la torre de viviendas que encontraron a Forrest.

«En un pequeño montón de hojas mojadas, se nos ocurrió el nombre Forrest juntos y se quedó. No solo es misterioso y majestuoso, sino también un gran tonto».

Después de su rescate, Forrest fue castrado y examinado, y no pasó mucho tiempo antes de que se integrara perfectamente en su nuevo hogar.

«Si un cachorro de laboratorio negro estuviera atrapado de alguna manera en el cuerpo de un gato, sería él. Le encanta saltar y correr, aunque se cae y resbala con regularidad. Adora los juguetes, especialmente aquellos con varitas mágicas y ratones que lleva a su caja de rascar».

Desde el primer encuentro, Forrest se enamoró de los jóvenes de la familia, mostrando un vínculo inmediato. Aunque inicialmente parecía un gato callejero abandonado, con cuidado y nutrición, su pelaje negro recuperó su brillo característico.

«Forrest se ha convertido en el gato de terapia de la familia, ofreciendo mimos y jugando con sus juguetes favoritos. Su personalidad única, desde sus maullidos hasta sus saltos juguetones, conquistó los corazones de todos en la familia».

Lo que inicialmente fue un rescate de un gato callejero se convirtió en una conexión especial y duradera. Forrest encontró su hogar definitivo, aportando alegría y risas a la vida de su familia, que ahora será para siempre.

Deja un comentario