in

Un gato que tiene el comportamiento de un perro

Es cierto que los gatos y los perros tienen conductas orientadas tanto por el proceso de domesticación disparejo, como por las características específicas de cada especie. Sin embargo, también debido a la manipulación humana de cierta clase de comportamientos, vemos como un gato tiene el comportamiento de un perro. Ya sea porque se han criado con perros desde que son cachorros o porque correspondan a conductas enseñadas por sus dueños.

Mi gato es un perro.

Todos los que han tenido de mascota un gato sabrán la laboriosa tarea que puede resultar trata de ponerles cualquier tipo de cosa encima. A menos que se haya realizado esta práctica desde que son cachorros incluso peinarlos resulta una verdadera batalla que, normalmente, el gato termina ganando.

Por lo tanto puede parecer sorprendente que algunos dueños de gato de hecho logren ponerles una correa y sacarlos a pasear. Es más algunos logran que sus gatos regulen sus horarios de al baño con estos paseos, lo que es admirable sabiendo lo independientes que apáticos que pueden llegar a ser.

gato que tiene comportamiento de perro

Recuerda que cuando adoptamos un gato tenemos mucha ilusión por llevarlo a casa y compartir nuestra vida con él y a veces no tenemos en cuenta lo que él necesita para adaptarse a un nuevo lugar.

Para los gatos no es fácil comenzar en un sitio nuevo al que han llegado sin recorrer un camino conocido. De repente aparecen en un lugar, como si nos metieran en un coche y nos soltaran en cualquier lugar, no sabemos cómo hemos llegado, donde estamos, ni si es un lugar seguro.

Partiendo de la base de que los gatos ya de por si son animales inseguros, necesitan sus feromonas y referencia visuales, aparte de olfativas, para reconocer el entorno, hasta que no se sientan seguros en el lugar, no puede hacer una vida normal.

Señales para reconocer que  tu gato que tiene comportamiento de perro:

También te puede interesar:

Deja un comentario