in ,

Veterinaria atiene a un cachorro callejero sin saber que era filmada

Con unas patas temblorosas entre su pecho, esta veterinaria ha conmovido a miles en las redes sociales por su excepcional gesto de amor hacia un perrito callejero.

La vida de los animales en las calles  no es nada sencilla y eso no es un secreto para nadie. Sin embargo, hay muchas personas que pasan indiferentes ante el dolor de estas criaturas.

Como toda una profesional apasionada por su trabajo, la joven brasilera Giovana no teme prestar ayuda a los animales indefensos que llegan a su consultorio, pero hace unas semanas tocó el turno de un perrito que le robó el corazón.

El cachorro de nombre «Pituco», un mestizo de color negro que temblaba de dolor por todo lo que había sufrido en las calles.

El perrito fue rescatada y llevada al centro veterinario en el que trabaja Giovana, Petit Colosso con sede en Bertioga, en la costa de Sao Paulo.

El perrito llegó al consultorio de la veterinaria, gracias a un cliente frecuente de la clínica que decidió rescatarlo. Tendría entre tres y cuatro meses, pero su salud pendía de un hilo. Pituco no se encontraba bien, sufría de un cuadro de anemia severa y estaba muy débil.

El animalito no tenía fuerzas para resistirse a nada, pero se notaba incómodo en la consulta. La veterinaria notó los nervios de Pituco y quiso calmarlo con el gesto más tierno que hayamos visto.

Meciéndolo entre sus brazos, como si de un bebé se tratara, la veterinaria tarareaba canciones de cuna para calmar al cachorro asustado. El momento fue tan tierno que una joven llamada Stefania pidió permiso a la veterinaria para filmarla.

La chica estaba en la clínica esperando que atendieran a su mascota, cuando vio el gesto de Giovana con el perrito sin rescatado. Luego del episodio, el vídeo fue compartido en redes sociales y, para sorpresa de la veterinaria, ella y Pituco se hicieron virales. Muchas personas elogiaron el cariño con el cual trató al tierno perrito.

Klarinda Gordillo escribió en Facebook ;

“Sí, señor, Necesitamos muchas, muchísimas personas como ella para tener un mundo mejor”,

Para la veterinaria todo ha sido una sorpresa. Según le reveló a un medio local, ella nunca imaginó que la chica se animaría a compartirlo. Para Giovana ella solo hacía su trabajo.

La veterinaria dijo en una entrevista

“Se detuvo y me dijo ‘déjame filmar esta escena porque es tan hermosa’. Y así lo hizo. ¡Sin filtro, sin edición, sin intención, solo desde el corazón!”

En la grabación se ve cómo la veterinaria logra su cometido y los nervios de Pituco meran completamente. De hecho, el perrito lame su nariz y la chica no muestra ninguna mala reacción.

Esta veterinaria es un ejemplo de humildad y dedicación por lo que hace, seguro sus pacientes encontraran en ella el amor que necesitan.

Pituco no solo se topó con la bondad de Giovana, sino con la del hombre que decidió rescatarlo de las calles y lo llevó a su consulta con la mejor veterinaria. Todo esto nos demuestra que, aunque en ocasiones el mundo se inunde de noticias negativas, todavía hay gente que apuesta por hacer el bien.

El caso de la veterinaria y el futuro que le espera a Pituco es muestra indudable de esto. Por ahora, nos ponemos de pie y unimos a la ola de bendiciones y aplausos que le están lloviendo a Giovana.

Deja un comentario