in

Zarigüeya embarazada se aferra y abraza a su salvador

Judy Obregon encontró a una zarigüeya embarazada que parecía estar lesionada. La mujer iba en su vehículo cuando vio en la carretera a una zarigüeya aparentemente inconsciente, pero a pesar de lo que parecía, ella se detuvo y gracias a eso le salvó la vida a este indefenso animal que luego no dejaba de agradecerle por medio de abrazos.

Judy se bajó de su automóvil, observó más de cerca, y el indefenso animal levantó la cabeza y miró a Judy, era como si la zarigüeya supiera que ella estaba allí para ayudar.

La mujer se acercó a la zarigüeya y vio que no sólo estaba herida, sino que también estaba embarazada, al parecer alguien le había disparado con una pistola de balines, según la web The Dodo.

Judy comentó:

«Sabía que no podía marcharme».

Ella colocó a la zarigüeya en una caja y la llevó a casa de su suegra hasta que llegó Tabatha, una rehabilitadora de animales salvajes.

Tabatha agregó:

«No intentó morderme ni una vez. Sabe que estoy aquí para ayudarla, no para hacerle daño. Creo que tiene posibilidades».

La indefensa zarigüeya, a la que llamaron Angel, estaba asustada, pero abrazó al esposo de Tabatha para sentirse segura; ella demostraba lo agradecida que estaba con estas personas.

Judy es la fundadora de un centro de rescate animal en Fort Worth, Texas y vive a diario este tipo de situaciones, ya que rescata perros y gatos.

Ella también dijo:

«No fue algo típico, porque suelo rescatar perros y gatos. Esto está fuera de lo ordinario para mi, pero no lo habría dejado de hacer. Es un ser vivo, y su corazón latía cuando la encontré».

Angel ya se recuperó y fue liberada en una propiedad de 60 acres en la que está prohibida la caza.

Ahora ella disfruta de la vida con otras zarigüeyas en la propiedad donde también hay un estanque y un lago.

The Abandoned Ones “Saving Animals in Danger” compartió en Facebook:

«Sus bebés están todos activos y bien en su bolsa. Ángel ahora va a vivir feliz, donde ningún ser humano le hará daño de nuevo, gracias enormes a Tabitha. ¡Gracias a todos los que han compartido esta historia inspiradora!».

También te puede interesar:

Deja un comentario