in ,

¿Es normal que los perros se masturben?

La masturbación canina, es una actividad normal y saludable que comparten la mayoría de estos animales, que incluye montar objetos, es un comportamiento normal y saludable en estos animales, pero en ocasiones también esconde estrés o una enfermedad

La masturbación canina, consiste en montar objetos o lamer sus órganos genitales. A pesar de que muchos consideren este acto como algo malo, la respuesta no puede estar más alejada de la realidad. Sin embargo, hay que tener en cuenta cuando este comportamiento es normal o cuando ha escalado a un nivel preocupante.

¿Por qué sucede la masturbación en los perros?

La masturbación canina es un comportamiento sexual normal y saludable que comienza en su etapa de cachorros y que continúa en la mayoría de las veces después de la esterilización.

No importa si el perro es macho o hembra, o si ha sido esterilizado. Incluso los machos castrados todavía puede obtener erecciones y eyacular. El comportamiento sexual no se encuentra determinado exclusivamente por las hormonas que pierde al ser castrado sino que también una parte del cerebro lo controla y estimula este tipo de acciones.

También durante el juego con otros, algunos perros se montarán como una respuesta confusa a la excitación de la actividad. Si esto sucede de vez en cuando, es perfectamente normal, pero si lo hacen cada vez que están jugando con otros cachorros puede estar mostrando un signo de problemas de socialización, ya que el juego no siempre debe implicar jerarquía.

 

¿Por qué los perros montan objetos?

Los canes pueden masturbarse de varias formas. En ocasiones, puede montar objetos o restregarse con otros animales o personas: esto incluye a mantas, cojines suaves, camas caninas e incluso juguetes. Y, en otras ocasiones, esta conducta sexual se limita a lamerse el área de los genitales.

La masturbación es parte de un comportamiento sexual placentero que ocurre tanto en hembras como en machos, estén esterilizados o no. Otras veces, esta conducta, incluida la monta de objetos y otros animales, pueden ser parte de un juego canino normal y saludable.

En otros momentos, un can que monta objetos o animales con demasiada frecuencia puede estar sufriendo un problema médico, entre ellos, una infección urinaria, un problema de incontinencia urinaria e, incluso, una alergia de piel que explique los lamidos excesivos en la zona. En el peor de los casos, además, el perro puede dañarse como consecuencia de este comportamiento y provocarse heridas peligrosas en zonas genitales como la vulva o el pene.

¿Qué hacer cuando mi perro monta con demasiada frecuencia?

Lo más efectivo es anticiparse y tratar de evitar esta conducta antes de que comienceDebes de jugar con él; ofrecerle uno de sus premios comestibles; o intentar que siga algunas de las pautas de educación canina aprendidas juntos y que el can las disfrute de forma especial, como sentarse, tumbarse. No obstante, hay que tener paciencia y dejar tiempo para que el perro aprenda.

Además, hay que tener cuidado porque muchos canes pueden enfadarse cuando otro perro intenta montarles, aunque sea como un modo de juego. En este caso, es importante usar pautas de educación canina como «no» o «ven», que sirvan para que el amigo de cuatro patas deje a su objetivo «amoroso» tranquilo. «Cuando queremos que un can deje de montar a alguien es importante darle una pauta como ‘no’ o ‘siéntate’ y premiar este comportamiento.

Razones por lo que un perro se masturba

  • Comportamiento sexual: El montaje y la masturbación con motivación sexual a menudo se acompañan de un lenguaje corporal «coqueto» y un comportamiento de cortejo (cola, orejas giradas hacia atrás, lamer, patear, tocar arcos, etc.).
  • Comportamiento social: Los perros a veces montan otros animales y personas para mostrar el estado social o el control. Un perro montado por esta razón puede o no mostrar una erección, pero es poco probable que eyacule.
  • Juego: Los comportamientos sexuales, incluido el montar y empujar, son parte del comportamiento normal del juego. Los perros generalmente no muestran erecciones o eyaculan en el contexto del juego.
  • Respuesta al estrés o la emoción: Algunos perros responden a situaciones estresantes o emocionantes montando o masturbándose. Por ejemplo, después de conocer a un nuevo perro o persona, un perro excitado puede montar otro perro, su dueño o un objeto cercano, como una cama de perro o un juguete.
  • Trastornos compulsivos: Masturbarse puede convertirse en un hábito compulsivo, especialmente si un perro lo hace en respuesta al estrés. Compulsiones como el montaje y la masturbación pueden interferir con el funcionamiento normal de un perro.
  • Problemas médicos para descartar: Varios problemas médicos, incluyendo infecciones del tracto urinario, incontinencia urinaria, priapismo (erecciones persistentes, a menudo dolorosas) y alergia en la piel, pueden influir en el comportamiento de monta del perro. Estos problemas pueden ser graves si no se tratan adecuadamente y requieren atención médica en lugar de tratamiento conductual. Los perros que sufren de estos u otros problemas médicos a menudo pasan mucho tiempo lamiendo y masticando el área genital. Si nota que su perro se monta excesivamente, se lame o mastica, o frota su cuerpo contra cosas, llévelo a un veterinario para descartar problemas médicos.

 

Deja un comentario