in ,

¿Por qué cambia de color la nariz de los gatos?

La nariz de los gatos es un órgano fundamental, ya que a través de ella se orientan. El envejecimiento, la exposición al sol e incluso las manchas pueden alterar el tono de la nariz de un gato. Esto a veces puede indicar que hay un problema de salud.

Una de las principales alternaciones de la nariz en el gato está relacionada con tenerla seca, húmeda o bien estar moqueando. Cada uno de estos síntomas significa algo distinto

El color

El color de la nariz del gato varía según su raza. Pero, a veces, se producen cambios de tono. Siempre que sean hacia un color más intenso es buena señal porque es reflejo de una variación de la presión sanguínea.

La nariz de un gato cambiará de color a lo largo de su vida. Puede parecer que lo hace aparentemente al azar. A menos que tu gato muestre otros comportamientos inusuales, esto rara vez será motivo de preocupación.

¿Por qué las narices de los gatos cambian de color?

No existe un color predeterminado, algunos gatos tienen la nariz rosa brillante, otros negro azabache. Todo depende del color de la piel.

Esto supone que los cambios en el color serán más fáciles de detectar en algunos gatos que en otros. Por ejemplo, es imposible no darse cuenta de que una nariz rosada se vuelve negra. Esto se llama hiperpigmentación. El oscurecimiento de una nariz negra, por supuesto, resulta más difícil de detectar.

El color cambiante de la nariz de un gato puede deberse a varias razones, que van desde lo inofensivo hasta lo médicamente preocupante. Si la nariz de tu gato ha cambiado de color, debes observar su comportamiento para tener otras pistas.

La razón por la cual el color de la nariz de tu gato cambia de color puede ser motivo de preocupación o parte del proceso natural de su envejecimiento. Sin embargo, la forma en que actúa tu gato puede indicar un problema de salud.

Nariz seca o húmeda

Un error muy extendido entre los dueños de los felinos domésticos es pensar que un hocico seco y caliente significa que el animal tiene fiebre. Sin embargo, los cambios de temperatura exterior, el roce con algo o incluso el propio gesto de limpiarse pueden hacer que la nariz de tu gato se seque, se humedezca, se enfríe o se caliente sin que esto suponga un signo claro de nada. Si notamos que estos cambios empiezan a ser frecuentes, sin ningún motivo aparente y, además, van acompañados de otros síntomas como apatía, pérdida de peso, sed excesiva o algún desorden intestinal entonces deberemos acudir a un profesional.

Posibles razones del cambio de color de la nariz de tu gato:

1.- Lentigo o vejez del gato

La nariz de los gatos mayores se oscurece con pecas. Esto se llama lentigo y es inofensivo. El lentigo aparece alrededor de los labios y la boca de un gato. Más tarde se hará evidente en la nariz del gato. Los ojos y las encías también pueden verse afectados a medida que el gato continúa envejeciendo.

Los gatos con pelaje anaranjado son más propensos a desarrollar lentigo y a una edad más temprana. A pesar de esto, el lentigo felino no está relacionado con la exposición al sol.

El lentigo puede confundirse con melanoma. Una diferencia clave es que el lentigo forma pequeñas manchas que apenas se levantan de la piel, en el melanoma las manchas serán más grandes y más elevadas. Las pecas de lentigo también suelen estar más espaciadas.

2.- Reacciones alérgicas

La hiperpigmentación en la nariz de un gato puede estar relacionada con una reacción alérgica. En caso de alergias, tu gato presentará los siguientes síntomas:

  • Tos y estornudo.
  • Brotes de urticaria o lesiones.
  • Dificultades por respirar.
  • Vómitos y diarrea.
  • Picores.

3.- Por heridas

Las heridas que puedan aparecer en el hocico de tu gato serán de procedencia externa en la mayoría de ocasiones, la herida se le puede curar con agua oxigenada a fin de que no se infecte. Si la trufa de tu mascota aparece agrietada o con grandes heridas que no sabemos de dónde han salido, es necesario acudir al veterinario.

 4.- Moretones por hematomas

El oscurecimiento repentino de la nariz de un gato puede ser causado por hematomas. Los gatos solo tienen hematomas internos, por una ruptura menor de los vasos sanguíneos debajo de la piel.

Los golpes son una explicación a estos hematomas nasales felinos.

5.- Entusiasmo y demasiada estimulación

La nariz de un gato está llena de vasos sanguíneos. Esto significa que un gato excitado también tendrá una nariz más oscura. La sangre correrá hacia la cabeza cuando el gato esté excitado o estimulado. Esto cambiará el tono de la nariz.

Una vez que el gato se calme, la nariz debe volver a un tono normal más claro. Si esto no ocurre, vigila el comportamiento de tu gato. Puede tener hipertensión (presión arterial alta).

6.- Daños provocados por el sol

En ocasiones, la nariz de un gato puede “quemarse” con el sol. Esto oscurecerá su color. El cuero de la nariz también puede sufrir ampollas y pelarse.

7.- Regulación de la temperatura

La nariz de un gato está llena de vasos sanguíneos. Estos determinan que el color de la nariz del gato varíe según su temperatura.

Cuando tu gato tiene frío, los vasos sanguíneos se contraerán, esto hará que la nariz parezca de color más claro. Si tu gato tiene calor, ocurrirá lo contrario, la nariz se volverá de color rojo intenso a medida que los vasos sanguíneos se expanden.

8.- Hipertensión

La hipertensión afecta a muchos gatos, especialmente a los mayores y a los gatos con sobrepeso y obesidad. El oscurecimiento de la nariz no es un diagnóstico infalible, pero debe considerarse.

9.- Leucotrichia (Vitiligo)

La leucotrichia, mejor conocida como vitiligo, es una condición rara en los gatos. En esencia, el vitiligo elimina la pigmentación del pelo y de la piel de un gato. A menudo comienza en el puente de la nariz. Luego se extenderá por todo el cuerpo, dejando manchas blancas al azar.

El vitiligo no es potencialmente mortal. De hecho, muchos gatos con vitíligo se consideran únicos y llamativos. Sin embargo, esta condición puede ser causada e intensificada por el estrés y la ansiedad.

10.- Hiperadrenocorticismo (enfermedad de Cushing)

El hiperadrenocorticismo, mejor conocido como enfermedad de Cushing, es un problema con las glándulas suprarrenales de un gato. Un gato con hiperadrenocorticismo generará un exceso de cortisol, también conocida como la hormona del estrés. A menudo, esta condición comienza con un tumor en la glándula pituitaria.

Ninguna nariz de gato se mantendrá del mismo color de por vida. El cuero de nariz de gato se aclara y oscurece por varias razones. Observa el comportamiento de tu gato y tómelo en cuenta para chequeos veterinarios regulares. 

 

Deja un comentario