Tu Gato Curioso

¿Por qué las gatas atacan a los gatos después de aparearse?

Si has presenciado el apareamiento de dos gatos sabrás que hacen mucho ruido. Lo cierto es que los maullidos empiezan cuando las gatas entran en celo, para llamar la atención de los machos. Ellos responden también con maullidos se ponen de mal humor y empiezan a orinar por todos lados y así se inicia el cortejo.

La madurez sexual y el celo

Las hembras alcanzan la madurez sexual entre los 5 y los 9 meses de edad. Los machos, por su parte, algo más tarde, entre los 9 y los 12 meses. Es bastante evidente cuando las gatas están en celo. Al margen de los maullidos característicos, existen muchas otras señales como el lamido, el levantamiento de la cola, etc.

El celo en las gatas tiene un promedio de 5 a 7 días y se repite una vez al mes. Este intervalo dependerá de si la gata se ha cruzado o no con un macho durante el celo. Otros factores que pueden intervenir son la estación del año y la raza.

Comportamiento de la gata después del apareamiento

Luego de que el gato macho deje de penetrar, los ojos de la gata se dilatarán, emitirá un sonido estridente durante unos minutos y tras ello atacará al gato. Acaba de enfrentarse a un pene de gato con púas diseñado para poner en marcha su ovulación. No obstante, varias observaciones han determinado que, si la gata está familiarizada con el macho que acaba de aparearse, su nivel de agresividad será menor.

Cortejo y cópula de los gatos

Cuando la hembra entra en celo (la fase donde está más receptiva para atraer a los machos) cambia radicalmente su comportamiento y no rechaza los intentos de monta del macho.

Ellas se ponen en posición de lordosis, es decir, tocando con su vientre el suelo y levantando el perineo. Esta posición es necesaria para que el macho pueda penetrar. Él realizará movimientos copulatorios y mientras, la hembra se ajusta lentamente al macho a través de movimientos pélvicos para facilitar la cópula.

La conducta de los gatos durante el apareamiento es muy similar a la que mantienen durante la agresividad. La cópula suele durar unos 19 minutos, pero puede variar, siendo la misma de entre 11 y 95 minutos.

¿Cuántas veces se puede aparear una gata en celo?

Los gatos más experimentados pueden aparearse hasta 10 veces en una hora. Y es que, durante el celo, ¡las gatas pueden aparearse hasta 50 veces!

¿El apareamiento de los gatos es doloroso?

Los genitales de los gatos están recubiertos por pequeñas espinas queratinizadas que sirven para estimular la ovulación de las hembras. Estas espículas peneanas inducen la ovulación. Además, las espinas permiten que el pene no se deslice durante el coito.

Al contrario de lo que algunos piensan, los picos no hacen daño a la hembra ni provocan sangrado. Simplemente desencadenan un estímulo neuroendocrino que provoca una descarga hormonal (LH). Esta hormona, empezará a actuar entre las 24 y 36 horas posteriores al coito.

Después de la cópula, el comportamiento de la hembra es muy dramático. Una vez que el macho empieza a retirar el pene las pupilas se les dilatan y el 50% de las hembras emiten un grito, como un tono alto. La mayoría de gatas atacan al macho después del apareamiento, de forma muy agresiva, y después se revuelcan y lamen su zona genital entre 1 y 7 minutos.

Cuando una gata no desea aparearse lo hace notar a sus pretendientes, con arañones hasta que se vayan. Esto ocurre porque la vulva de la gata sigue inflamada luego del celo. Esta fase dura menos de un día y es cuando la gata rechazará a todo gato que quiera aparearse con ella.


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *