in ,

Problemas de salud de los gatos mini toy.

Los gatos mini toy son cada vez más populares, especialmente en EE. UU. Son tan pequeños que caben en una taza de té. Los gatos toy no son una raza en sí, ya que hay versiones mini de todas las razas imaginables. La figura, las propiedades del pelaje y el carácter se basan en el origen del gato. Uno de los gatos miniatura más populares es el persa.

Los gatos mini toy son iguales que los gatos convencionales, solo que mucho más pequeños. El tamaño de su cuerpo equivale aproximadamente a un tercio del de un gato normal.

Mientras que un gato normal pesa unos cinco kilos, uno toy solo pesa entre dos y medio y tres. Actualmente se están criando varias líneas de Teacup y Toy Persian, algunas debido a una mutación espontánea y otras debido a la selección y cría constante de los individuos más pequeños de cada generación para reducir progresivamente el tamaño de la raza.

Los gatos mini toy no son gatos enanos

En lo que a proporciones se refiere, los gatos mini toy no presentan ninguna diferencia respecto a sus hermanos mayores. En relación con el torso, las patas tienen una longitud normal. Esto los diferencia, por ejemplo, del munchkin, una raza enana de patas cortas.

Gatos en miniatura

La tendencia moderna de los gatos en miniatura significa que los criadores menos escrupulosos cobran precios altos por los gatos pequeños o pequeños y algunos «programas de reproducción» son poco más que fábricas de gatitos. Los gatos en miniatura genuinos provienen de líneas de cría en las que el rasgo de tamaño ha sido, o está siendo, literalmente controlado o manipulado mediante la cría selectiva, y donde los gatos tienen un tamaño pequeño constante debido a una mutación genética o a una reducción progresiva del tamaño.

Problemas de salud del gato mini toy

Al comprar estos gatitos, tenga cuidado, ya que la mayoría de los gatos enanos primordiales nacen con graves problemas de salud.

Independientemente de la raza, los gatos mini toy sufren más problemas dentales que los de tamaño normal. Además, como tienen los huesos y articulaciones pequeños, son más propensos a lesionarse. También suelen padecer de artritis  que los gatos normales. Asimismo, se ha descubierto que los gatos miniatura no pueden regular la temperatura corporal como es debido.

Otros problemas de salud son

  • Soplos cardíacos y agrandamiento del corazón
  • Convulsiones y otros problemas neurológicos, que posiblemente causen ceguera
  • Punto blando en la parte superior del cráneo, lo que deja al gato susceptible a un traumatismo craneal importante
  • Vidas más cortas.
  • Órganos reproductivos que nunca crecen o que crecen de forma deformada

Los persas toy, los más propensos a enfermedades

  • Los más propensos a contraer enfermedades son las miniversiones de las razas que ya tienen problemas de salud de por sí. Por ejemplo, Los gatos persa toy tienen una mayor predisposición a padecer infecciones oculares.
  • La nariz del persa es aún más corta en la versión mini, lo que aumenta el riesgo de problemas respiratorios. Además, los persas toy tienen la función mandibular limitada, por lo que tienen más problemas para masticar la comida.
  • Aparte de esto, los persas son propensos a la enfermedad renal poliquística (PKD). Los veterinarios creen que es posible que el riesgo sea mayor con riñones más pequeños.
  • Debido a los problemas de salud, quienes tengan uno deben contar con visitas frecuentes al veterinario.
  • Debido a su tamaño muy, muy pequeño, no es práctico llevarlos a casa antes de que tengan al menos cinco meses. Los expertos en gatos te animan a tener cuidado al adquirir estos gatos muy pequeños, ya que los gatitos en miniatura son mucho más vulnerables que los gatitos de tamaño normal.

Consejos antes de adoptar un gato miniatura:

  • Certificado de Salud que acredite que el gatito está libre de enfermedades
  • Prueba de que el gato ha tenido sus vacunas
  • Prueba de que el gato ha sido desparasitado y libre de pulgas
  • Prueba de que el gato ha sido esterilizado o castrado
  • Un contrato firmado que idealmente incluye una garantía de salud de que tu gatito está libre de defectos congénitos (sin problemas genéticos).

Deja un comentario