in

¿Qué hacer si mi gato se ha intoxicado con pipetas pulguicidas?

La intoxicación por pipeta en gatos puede aparecer tras la absorción de algún producto a través de la piel, pero también si el gato se lame a sí mismo o a otro felino que en su manto contenga alguna sustancia química.

Las pipetas que contienen principios activos para eliminar los huevos y algunos parásitos como las pulgas. Son muy eficaces, sin embargo, debes tener mucho cuidado, ya que podrían ser letales para tu felino y, si es alérgico y te confundes en el momento de la administración, podrías causarle la muerte.

Es fundamental resaltar que nunca debemos aplicar una pipeta para perro en un gato, ya que estos productos están formulados específicamente para los canes, conteniendo diversos compuestos químicos que son tóxicos para los felinos.

Síntomas

Los síntomas de intoxicación por pipeta en gatos son:                         

  • Hipersensibilidad al ruido
  • Hipersensibilidad a la luz
  • Debilidad en las patas traseras
  • Temblor constante de las orejas
  • Contracciones nerviosas
  • Crepitación mandibular
  • Falta de coordinación muscular
  • Convulsiones en casos severos
  • Salivación
  • Dilatación de las pupilas
  • Tics
  • Aumento de temperatura
  • Falta de apetito
  • Apatía y desanimo
  • Espasmos nerviosos

¿Cómo se produce la intoxicación?

Generalmente ocurre cuando se adquieren estos productos sin un asesoramiento veterinario. La intoxicación también puede producirse cuando utilizamos aerosol en el ambiente, al colocar una pipeta para perros en el gato, cuando el gato lame la pipeta, etc.

Es fundamental resaltar que las pipetas siempre deben estar prescritas por el veterinario, puesto que se debe tener en cuenta el peso del animal, su estado de salud y otros factores.

Tratamiento

Cuando un gato padece una intoxicación, lo más recomendable es acudir inmediatamente al veterinario para que lo hospitalicen y se quede en observación, a no ser que presente un cuadro muy leve.

La absorción de estos productos, aunque sea en cantidades muy bajas, puede causar la muerte de tu gato.

Lo que el veterinario hará es lavarlo para quitarlo los restos del líquido de la pipeta que no hayan sido absorbidos, para prevenir que le causen convulsiones. Una vez que haya hecho todo esto, le aplicará el tratamiento que considere necesario.

También te puede interesar:

Deja un comentario