in ,

¿Se puede esterilizar a una perra recién parida?

La reproducción es una parte esencial de la vida en todos los seres vivos, pero hay que tener cuidado con ciertos parámetros fisiológicos de la mascota durante el cruce, con el fin de no provocar perjuicios en ella. El celo después del parto en perros es uno de ellos.

Las hembras van a madurar sexualmente a los 6-8 meses, aunque hay variaciones dependiendo la raza. Las más pequeñas serán fértiles antes y las grandes tardarán unos meses más.

El período fértil, en el que las perras podrán ser fecundadas, se denomina celo y se caracteriza por signos como un sangrado vaginal, una inflamación de la vulva, un aumento en la eliminación de orina, nerviosismo o la exhibición de los genitales apartando la cola. El celo se produce aproximadamente cada 6 meses. Fuera de esos días, las perras no pueden reproducirse.

¿Cuánto tarda una perra en entrar en celo después de parir?

Una perra estará completamente preparada para seguir teniendo descendencia en su siguiente reinicio del ciclo estral. Esto se puede estimar en unos 6 meses después de la reproducción (aproximadamente) y unos 3 o 4 meses después del parto. El impedimento reproductivo no se debe al apego por los cachorros, sino a que es necesario dejar pasar un tiempo entre proestro y proestro a nivel hormonal.

Algunas razas grandes solo presentan un celo por año, así que este periodo puede alargarse bastante más si tu mascota es de porte considerable.

¿Se puede esterilizar a una perra recién parida?

Muchos dueños se plantean la posibilidad de esterilizar sus mascotas para evitar nuevas camadas y celos. Y es una muy buena opción y la que se recomienda como parte de una tenencia responsable. Lo más recomendable en todos los casos es esterilizar a la hembra una vez ha tenido su primera y última camada. El celo después del parto en perros llega muy pronto, así que mejor prevenir y acudir al veterinario en cuanto se haya producido el destete de las crías.

¿En que consiste la esterilización de una perra?

La esterilización en perras, también conocida como ovariohisterectomía, consiste en la extirpación del útero y de los ovarios. De esta forma, la perra deja de tener el celo, lo que evita el nacimiento de camadas que contribuyan a la superpoblación canina.

¿Cuándo  esterilizar a una perra recién parida?

Una vez una perra pare tenemos un margen de unos 4 meses antes de que vuelva a entrar en celo. Durante los dos primeros se recomienda que la perra permanezca junto a sus cachorros y no debemos interferir en la crianza programando una operación. Así, es recomendable fijar la esterilización una vez los cachorros han cumplido las 8 semanas, se han destetado o se han trasladado a nuevos hogares.

¿Cuánto tiempo se tarda la cirugía?

El tiempo de cirugía es rápido, lo tardado es esperar su turno. Una vez que su mascota es anestesiada, los perros tardan aproximadamente una hora en despertar.

Beneficios de la esterilización

Además de la prevención de la preñez no deseada, la esterilización tiene beneficios para la salud de la perra y su comportamiento. Los ciclos de celo causa que la perra esté más agitada e irritable; las perras esterilizadas son más tranquilas y amigables. La esterilización también puede resolver problemas de comportamiento como la agresividad o ladridos excesivos.

Además, la ovariohisterectomía reducirá la exposición de la perra a las infecciones y las enfermedades del sistema reproductivo. La perra también tendrá un menor riesgo de padecer cáncer de mama.

Deja un comentario